TU SONRISA

          Caminabas junto a mi, lo hacías llena de paz, de serenidad. Esa era, al menos, la imagen que me dabas.
         Sigo pendiente de tus pisadas después de tanto tiempo, después de tantas horas mirando aquellas viejas fotografías, curvadas por el paso del tiempo.
         Es cierto que hace ya muchos años que no estás a mi lado, y realmente eso no importa. No te tengo de manera física, pero tu presencia es el resplandor del sol que va a salir en cualquier momento. Porque hay algo que vislumbra tu persona, eres el instante mágico de algo maravilloso que va a ocurrir.





Aquella noche marqué de nuevo los números de tu teléfono y esperé, con impaciencia, el sonido de los tonos. Descolgaste
-."diga".-
-."Hola soy yo...¿cómo estás?"._
-."Ah bien, ¿cómo estás tu?.-
"Bueno...no estoy mal, pero algo solo sí que me encuentro".-
dije aquellas palabras intentando aferrarme al tronco de un árbol arrancado en medio de una marejada, de una tormenta vital, como en un temporal sin sentido, inesperado, trágico
-."Espero verte pronto".- volví a susurrar, y lo  dije como la mayor verdad de la Historia, profesando en mi interior el deseo de mirar tu rostro abiertamente, sin esperar nada más que tu sonrisa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

OJOS DE ESTATUA

LA ROSA