LA ATLÁNTIDA INTERNA

         Era un lugar sin nombre, sin sombras, sin dolor ni alegrías. Gélido por dentro y por fuera, hielos perpetuos que se encaran a un sol humillado, despreciado y convertido en el esclavo de lo absurdo.
-."Estoy aquí, pisando tus calles pobres y deslucidas, mirando tus fachadas bastardas de un pasado que nunca fue, llenado el palpito de tu olvido, cuando eres tú la que nunca se acordó de mí".-
       



          Como una novia obligada al matrimonio no deseado, empujada al odio resentido de la propia debilidad, esperando que uno de los dos muera, que se extinga en el silencio de las cosas, del tiempo, de las crisis sociales.
         Como una novia forzada, obligada a sonreir al marido impuesto, empujada a amar ante los ojos de otros. Una novia que ha entregado lo mejor de si, que ha extendido el alma bajo los pies del esposo, esperando un gesto de amor, de compasión, de respeto.

.-"Al final uno de los dos morirá y esa es tu esperanza, pero sabes que siempre ocurrirá demasiado tarde".-

Comentarios

Entradas populares de este blog

OJOS DE ESTATUA

LA ROSA