FILOSOFÍA

         R. tenía un gato, lo recogió siendo un cachorrillo cuando paseaba cerca de un descampado. Cuando lo encontró el gatito estaba sólo , desnutrido, y no tuvo alma para mirar hacia otro lado. Al llegar a casa lo limpió con una toalla  mojada y le puso delante un platito con leche tibia.  Era un engorro, porque pasaba mucho tiempo fuera de casa y no creía poder cuidar debidamente al animal; su intención era entregarlo a alguien que lo quisiera, y así lo estuvo plublicitando en su entorno durante días.  Pero era inevitable el tomarlo en brazos cada noche y hasta contarle alguna cosa que le pasó durante el día.
         El gatito creció y se quedó definitivamente en la casa de R. Se dedicaba a escudriñar todos los rincones; de vez en cuando caían al suelo portarretratos que estaban colocados sobre algún mueble, o se oían ruidos extraños. Era el gato, que se metía en huecos y rincones. Como un animal curioso que, todo lo quería ver de cerca, contemplar, enterarse de lo que sucedía en  los  distintos lugares de una casa solitaria y vacía.



-. "¿En qué nos diferenciamos si ambos somos curiosos?".- se preguntaba R. observando las  constantes incursiones que su gato hacía por las diferentes estancias.
-."Sí, los dos somos curiosos, tú para enterarte de los posibles escondrijos o salidas, para saber la reacción de las cosas que te rodean y yo también, en el fondo los dos, sin saberlo,  queremos seguir viviendo. Pero Yo no me conformo con saber, con tener información. Yo quiero entender las cosas, encontrar el sentido de lo que me rodea.".
         Realmente el gatito  retenía en su pequeña mente las cosas que  existen en su entorno, pero R. quería ir más allá, quería saber su lugar en el mundo, necesitaba ser feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

OJOS DE ESTATUA

LA ROSA