LAS COSAS

         Vivimos arrastrando la pesada carga de las cosas. Parece que nuestra existencia es un cesto sin fondo, en el que metemos lastres casi siempre inútiles. Porque inútil es romperse el alma por el dinero, por el coche, por tener una casa bonita, por vestir de una determinada manera. Olvidamos que la vida es fugaz, que pasa como un viento, para el que no existe obstáculo, y pretendemos seguir el ritmo de la vida y de las personas.
pero las cosas nos atan y ese cesto siempre arrastra, siempre deja una marcha extraña en un mundo de arenas movedizas.
:-"No puedo seguir viviendo pendiente  de las cosas".-
Lo importante es la persona, el futuro compartido en una colectividad,un grupo de seres humanos que no ha de ser necesariamente grande.



-."Sé que vivir es sentir el momento, plantearme un futuro inmediato, porque el lejano no existe ni en mi mente. Sé que  soy un ser afortunado por pensar, por experimentar cada una de las conversaciones con aquellos que me rodean".-
         Las cosas vienen y van, y el peso que cargo a mis espaldas no puede ayudarme a seguir los pasos de una vida que se me escapa.
-."Voy a despojarme de todo aquello que distrae mis miradas, de lo que aturde mis oídos, que no me deja experimentar lo más importante de mi vida: vivir, sentir el sol, ser testigo de un mar, de una montaña, de las calles de la ciudad..."

Comentarios

Entradas populares de este blog

OJOS DE ESTATUA

LA ROSA